Uso básico del idioma

A1

Reconocer palabras y expresiones muy básicas que se usan habitualmente, relativas a tí mismo, a tu familia y a tu entorno inmediato. Utilizar expresiones y frases sencillas para describir el lugar donde vives y las personas que conoces. Plantear y contestar preguntas sencillas sobre temas de necesidad inmediata o asuntos muy habituales. Puedes participar en una conversación de forma sencilla siempre que la otra persona esté dispuesta a repetir lo que ha oído y haya hablado despacio y con claridad.

A2    

Comprender frases y el vocabulario más habitual sobre temas de interés personal (información personal y familiar muy básica, compras, lugar de residencia, empleo). Puedes comprender tareas sencillas y habituales que requieren un intercambio simple y directo de información sobre actividades y asuntos cotidianos. Utiliza una serie de expresiones y frases para describir con términos sencillos a tu familia, a otras personas, tus condiciones de vida, tu origen educativo y tu trabajo actual o el último que tuviste.

Uso independiente del idioma

B1

Comprender las ideas principales de textos complejos que tratan temas concretos como abstractos, incluyendo debates técnicos en su especialidad. Se comunica con cierta fluidez y espontaneidad, lo que posibilita la interacción habitual con hablantes nativos sin tensión alguna. Puede producir textos claros y detallados en una amplia serie de asuntos y explicar un punto de vista sobre un tema, exponiendo las ventajas y desventajas de diversas opciones.

B2

Comprender las ideas principales de textos complejos que tratan temas concretos como abstractos, incluyendo debates técnicos en su especialidad. Se comunica con cierta fluidez y espontaneidad, lo que posibilita la interacción habitual con hablantes nativos sin tensión alguna. Puede producir textos claros y detallados en una amplia serie de asuntos y explicar un punto de vista sobre un tema, exponiendo las ventajas y desventajas de diversas opciones.

Uso competente del idioma

C1

Comprender una amplia serie de textos más largos y complejos, reconociendo su sentido implícito. Te expresas con fluidez y espontaneidad sin tener que buscar de forma muy evidente las expresiones adecuadas. Utilizas la lengua con flexibilidad y eficacia para fines sociales, académicos o profesionales. Puedes reproducir textos claros, bien estructurados y detallados sobre temas complejos mostrando un uso controlado de los mecanismos de organización, articulación y cohesión del texto.

C2

Comprender con facilidad prácticamente todo lo que oyes o lees. Puedes resumir información de diferentes fuentes escritas y habladas, reconstruyendo hechos y argumentos de forma coherente. Puedes expresarte de manera espontánea, fluida y precisa, distinguiendo pequeños matices de significado e incluso en temas muy complejos.